Todas las niñas y niños tienen la necesidad y el derecho de jugar y de divertirse, bien a través de juguetes, juegos o cuentos, siendo éstos instrumentos que socializan, es decir, con ellos se aprende inculcando ideas, creencias, valores sociales y expectativas, ofreciendo modelos de actuación, enseñando a solucionar conflictos y proporcionando una fuente de imaginación y creación. Todos estos elementos influyen profundamente en la construcción de la personalidad e identidad de las personas en sus primeras etapas de la vida.

Desde la Oficina de Igualdad y Violencia de Género, hemos elaborado el  cartel ¿Puedo jugar?, de cara a la campaña de Navidad, con el cual nos permitimos recordarles que no existen los juguetes, juegos, cuentos o colores de niñas o de niños. Las y los menores deberían jugar, usar y leer libremente sin ponerles impedimentos provocados por los estereotipos de género.

Apostamos por la coeducación, que es un proceso educativo basado en la Igualdad, la Paz y la Justicia como principios esenciales para corregir el sexismo, reducir las desigualdades entre niñas y niños y mujeres y hombres, y lograr una sociedad más justa, igualitaria y equitativa. Todo ello con el fin de construir un mundo en el que las personas puedan desarrollar plenamente sus capacidades, independientemente del sexo con el que nazcan.

Dejando jugar a las y los menores en igualdad, conseguimos:

  • Facilitar la oportunidad para que aprendan a construir relaciones humanas igualitarias, satisfactorias y sanas, incluyendo la relación con uno o una misma. En definitiva, educar para la igualdad.
  • Dar el mismo valor al hecho de ser hombre o mujer.
  • Educar para que niños y niñas se sientan bien siendo lo que quieren ser y por tanto lo que serán el día de mañana.
  • Ampliar las oportunidades educativas y formativas de todas las personas, es decir no limitar a las y los menores, el derecho a decidir la profesión que ejercerán en un futuro.
  • Enseñar todo lo necesario para cuidar y cuidarse y para estar en disposición de poder ganarse la vida. En definitiva, educar para la autonomía.
  • Prevenir la violencia de género.

JUEGOS Y JUGUETES NO SEXISTAS NO VIOLENTOS (1)

También recordarles que en anteriores anualidades de cara a las navidades, se elaboró un tríptico conjuntamente con el Centro Mancomunado de Consumo y la Oficina de Igualdad y Violencia de Género de la Mancomunidad de Tentudía, el cual ofrece información para la elección de juegos y juguetes no sexistas y seguros.