LA COMARCA

La Comarca de Tentudía se define por iniciativa institucional, a partir de la creación a mediados de la década de los 70 de la “Mancomunidad Turística y de Servicios de Tentudía”, siendo ésta la primera mancomunidad de municipios creada en Extremadura. Gira en torno al nombre del monte «Tentudía«, nombre recogido de una leyenda. Según ésta en este monte, en el siglo XIII, tuvo lugar una reñida batalla entre los caballeros de la Orden de Santiago, con el Maestre Pelay Pérez Correa, y los musulmanes. «En ésas estaba Pérez Correa cuando asediado por partidas de musulmanes hubo batalla de importancia en el monte grande. Faltaba poco para que el cristiano sometiera a los sarracenos, pero el sol se iba y con eso ponía en peligro la victoria, pues era presumible que la noche sirviera para guarecer a los que ahora estaban a punto de ser sometidos. Hincó las rodillas en tierra y suplicó a la Virgen: “Santa María, detén tu día”. Por intercesión de la Madre de Dios, el sol se detuvo en el horizonte y el caudillo tuvo tiempo de culminar la contienda».

Situada en el extremo meridional de la Comunidad Autónoma de Extremadura, dentro de la provincia de Badajoz, limita al Oeste con la Comarca de la Sierra de Jerez, al Este con la Campiña Sur de Extremadura, hacia el Norte con la Comarca de Zafra y finalmente en el sur con las provincias andaluzas de Sevilla y Huelva.

La Comarca tiene forma triangular, con una extensión de 1.283 Km.’ y una población de 21.864 habitantes. Los municipios que componen esta singular comarca son: Bienvenida, Bodonal de la Sierra, Cabeza la Vaca, Calera de León, Fuente de Cantos, Fuentes de León, Monesterio, Montemolín (junto a sus dos aldeas Pallares y Santa María de Navas) y Segura de León.

Estos municipios forman parte de dos zonas naturales del sur extremeño, la Sierra y la Campiña, las cuales condicionan la base de su economía productiva, siendo la agricultura y la ganadería la principal fuente de riqueza de la comarca. En menor medida destacan el olivar y la vid, que sin embargo, han significado un potencial de desarrollo que viene dado por el establecimiento de almazaras para la transformación y comercialización de los productos derivados de la aceituna y el embotellamiento y comercialización del vino.

La ganadería tiene un denominador común en la mayoría de los pueblos: el predominio del porcino. Esta especie es una de las señas de identidad de la comarca, ya que los derivados del cerdo, especialmente del ibérico, que aquí se obtienen –hasta ahora elaborados de forma artesanal- cuentan con una calidad reconocida dentro y fuera de la misma: la Denominación de origen “Dehesa de Extremadura”. Sin embargo no debemos olvidar la presencia de otras especies como el ovino, el bovino y el caprino, con un destacado aprovechamiento cárnico en unos casos y lechero en otros.

Durante muchos años la actividad que se encontraba más desarrollada era el comercio, pero las posibilidades de atracción turística de la zona han provocado un aumento del número de plazas y de la calidad de los servicios hoteleros y de restauración de la comarca de Tentudía, implantándose el turismo como un sector complementario a su economía con grandes posibilidades de desarrollo. Las creencias, los saberes, los hábitats, el aprovechamiento tradicional de nuestros recursos y las técnicas de transformación que se han ido transmitiendo tras generaciones, constituyen un patrimonio cultural que, junto con la posición geográfica de la comarca, enclavada en la Ruta de la Plata, se convierte en uno de los valores más destacados de los recursos turísticos de la zona.