Hoy os proponemos algunas acciones para ahorrar energía, tanto en vuestro lugar de trabajo como en vuestros hogares.

Apagar las luces y el monitor cuando salgamos de casa, o desenchufar los equipos, electrodomésticos, cargadores y demás aparatos que no estemos utilizando puede suponer un considerable ahorro de energía.