La Sierra de Tentudía, donde se enclava su legendario monasterio mudéjar, aspira a convertirse en Reserva Star Light de la UNESCO, una figura de reciente creación (se activó en 2009) que se otorga a las zonas donde es posible disfrutar de un cielo limpio de contaminación lumínica que permite apreciar con nitidez las distintas constelaciones. Así lo anunció el gerente de la Mancomunidad de Tentudía, Jesús Aparicio, durante la presentación de la I Muestra Gastro Star en la Diputación de Badajoz.

Aparicio explicó que en Extremadura solo existe una Reserva Star Light, localizada en Monfragüe (declarada el año pasado), y en España hay alrededor de una decena de cielos con esa distinción. “Tenemos la materia prima, es decir, un cielo que según la escala Bortle, que marca la contaminación lumínica, está en la Clase 1, esto es, un cielo privilegiado para la contemplación de las estrellas”, comentó. Por ello, se iniciará un expediente ante la Fundación Star Light, encargada de la certificación, con el objetivo de que se incluya a la Sierra de Tentudía en el listado, lo que serviría como impulso para el turismo astronómico.

Aparicio estuvo acompañado en la presentación de la muestra Gastro Star por Francisco Farrona, diputado delegado de Desarrollo Sostenible, y Mercedes Díaz, presidenta de la Mancomunidad de Tentudía.

Farrona aseguró que Gastro Star encaja perfectamente en el modelo de impulso que promueve la Diputación para generar riqueza y empleo de manera sostenible en zonas rurales que eviten el despoblamiento. “Es una apuesta novedosa muy atractiva, de puesta en valor de lo autóctono para estimular los sentidos: la vista, con un cielo increíble; el gusto, con una enogastronomía de alta calidad, y el oído, con el acompañamiento musical de gran nivel”. El diputado de Desarrollo Sostenible se mostró convencido de que este modelo tiene un gran recorrido “porque aprovecha lo que hay para movilizar recursos con iniciativas originales y atractivas”.

Por su parte, Mercedes Díaz coincidió en que el despoblamiento es uno de los problemas fundamentales contra el que han de luchar las zonas rurales, “y por eso desde la Mancomunidad hemos puesto en marcha un Plan Estratégico de Turismo, como una vía de posible generación de empleo y desarrollo que fije población”. Díaz señaló que el plan surgió tras un profundo análisis de los recursos disponibles y su estructuración para generar una oferta integral que atraiga al visitante “y le convierta en nuestro mejor embajador, en prescriptor de lo que se puede sentir aquí”.

Asimismo, explicó que Gastro Star “es una de nuestras firmes apuestas por un campo aún por explotar, el del turismo astronómico, un recurso que está ahí, con cielos libres de contaminación lumínica que se suma a otros atractivos como las producciones de calidad, generando experiencias exclusivas y personales para quien venga a visitarnos”.

En su explicación sobre la muestra, Jesús Aparicio indicó: “fundimos lo que nos da la tierra, esos productos de altísima calidad como ha señalado la presidenta, junto a lo que tenemos sobre nosotros, ese cielo impresionante en el punto más alto de la provincia”.

Tras desgranar el programa, que arranca a las 21.00 horas con la recepción de participantes y se prolonga hasta las 2.00 de la madrugada, y que incluye la degustación de Jamón de Monesterio, cordero de la DO Corderex, carnes de ibéricos, quesos de queserías artesanas de la zona, vinos de la comarca y de la  DO Ribera del Guadiana y postres tradicionales, todo aderezado con música de cámara y jazz, abordó la parte ‘star’ del evento, donde se contará con el apoyo de Entre Encinas y Estrellas “y en la que el cielo nos augura un gran espectáculo, ya que hay luna nueva y estamos en periodo de las Lágrimas de San Lorenzo, las conocidas perseidas”.

El gerente de la Mancomunidad concluyó recordando que el aforo está limitado a 250 personas “para que puedan moverse con comodidad y charlar a lo largo dela velada”, y que habrá autobuses gratuitos desde distintos puntos de la comarca “con el fin de que todos puedan disfrutar de los caldos de nuestra tierra sin preocupaciones”.

“Es la primera de muchas ediciones donde combinar nuestras excelencias en gastronomía y astronomía”, resumió Aparicio.