Patrimonio Histórico

El territorio ocupado por la Comarca de Tentudía comienza a tener una identidad histórica definida a partir de mediados del S. XIII, cuando es escenario de las luchas previas a la conquista castellana de Sevilla, en 1248, y las poblaciones que la integran actualmente se fundan o pasan a manos de la Orden de Santiago. Las tierras de Tentudía bañadas por el río Ardila y el Bodión fueron parte de la denominada Beturia Céltica, un espacio cultural y económico con personalidad definida citado por escritores antiguos. Del final del Bronce es el tesoro de Bodonal de la Sierra - conservado en el Museo Arqueológico Nacional - e integrado por 19 piezas de brazaletes y collares. Igualmente, de esta época es el poblado "Castillejos I", cercano a Fuente de Cantos, con fragmentos de construcciones y cerámicas, así como una estela de guerreros encontrada en los alrededores de esta localidad. De época prerromana es el yacimiento de la Sierra de la Martela en Segura, con vestigios de un poblado céltico y un pequeño tesoro de piezas ornamentales. Y del mismo tiempo es el yacimiento "Castillejos II" de Fuente de Cantos, donde se advierten restos de una muralla y diversas piezas de cerámica.  De época romana son las villas - en término de Segura de León - de Torreón, Casas Viejas, Los Billares y los Regios, así como la necrópolis del castaño, también en Segura, localidad que según todos los indicios es de fundación romana. Son igualmente romanos los restos de asentamientos de la Fuente del Chorillo, en Bienvenida, y el Hito encontrado en Montemolín, que marcaría el territorio de Mérida. Romana es la antigua Cúriga, que el itinerario de Antonino sitúa entre Montemariorum y Contributa formando parte del Conventus Hispalensis de la provincia Baética de Hispania Ulterior. Cúriga llegaría a tener dos pagi o aldeas, Traslucano y Suburbano. Sigue siendo objeto de controversia la ubicación actual de esta ciudad, pues, aunque tradicionalmente se ha asimilado con Calera, algunos descubrimientos recientes llevan a algunos historiadores a localizarla en Monesterio. Visigodos es el altar que se conserva en la Capilla de la anunciación de Segura y de la misma época es la referencia del anónimo de Ravena a Cúriga. Musulmán es el Castillo y poblado Gigonza en Segura de León, el Castillo almohade de Montemolín y el nombre de Al-Caxera con que llegó a conocerse Calera de León en esta época. Llegada la época de conquista castellana de estas tierras, el protagonismo de la repoblación hubo de compartirlo la Orden de Santiago con la Orden del Templo. La presencia templaria en esta zona viene dada por la referencia que Madoz hace a la llamada capilla de Templarios en la dehesa de Mejia en Fuente de Cantos, y por las conjeturas sobre la existencia de un Monasterio Templario en Monesterio. También es templaria la localidad de Bodonal de la Sierra que, según José Luis del Pino García, a partir de 1253 formaba parte del Bailato de Jerez junto a una quincena de poblaciones. La desaparición de la Orden del Temple a principios del S. XVI, propiciarían una consolidación del dominio Santiaguista en Tentudía. Dominio que había comenzado por el protagonismo de la Orden de Santiago comandada por el Maestre Pelay Pérez Correa, en la conquista a los musulmanes de estas tierras. En la estrategia de acoso a Sevilla, el Rey Fernando III había encargado a los Santiaguistas que complementaran el ataque por mar del almirante Bonifaz con el cerco terrestre. Para limpiar la retaguardia, Pérez Correa hubo de luchar contra las partidas musulmanas en las estribaciones de Sierra Morena. La victoria de los Castellanos-Leonenses permitió la conquista, en 1246 - 48 de Montemolín, Calera y Segura. Más al norte, Fuente de Cantos ya habría sido conquistada a principios de la década. Alrededor de 1246 - 47 se sitúa la real o legendaria Batalla de Tentudía. El ejército castellano-leonés se encontró en la misma sierra que marca el límite entre las tierras extremeñas y las andaluzas con una potente patrulla sarracena a la que finalmente lograría vencer. La batalla de Tudía acabaría convirtiéndose en el milagro de Tentudía, según el cual la victoria se logró al solicitar el Maestre de Santiago, urgido por la necesidad de una rápida victoria, auxilio a los cielos para que prolongase el día exclamando "Santa María, detén tu día". La aparición de la Virgen demoró el crepúsculo y posibilitó la victoria de los santiaguistas. En memoria de este hecho, dice la leyenda se mandó edificar el actual Templo bajo la vocación de la que acabaría llamándose Santa María de Tentudía. Conquistadas las tierras, se procede a su colonización, fundándose en algunos casos nuevos lugares -Pallares, Sta. Mª de Navas, Cabeza la Vaca... . Muchos de los núcleos de la actual Tentudía pudieron ser objetos de una refundación sobre los anteriores asentamientos musulmanes, romanos y prerromanos, debido al despoblamiento que podría haber supuesto su existencia en una zona de fronteras sometida a frecuentes razzias. 

Patrimonio Artístico

Diferentes estilos y culturas están presentes en el patrimonio artístico de la Comarca. En él podemos encontrar como primer vestigio huellas de los distintos pueblos prerromanos que poblaron la zona. Claro ejemplo son los tesoros de Bodonal de la Sierra ( del S. XII a.c.) o el de Segura de León (del S. IV- V a.c.), así como yacimientos de poblados como el de los "Castillejos" en Fuente de Cantos, con restos calcolíticos y prerromanos. Es el periodo medieval el que mayor huella ha dejado en la zona. La situación frontera entre los reinos árabes y cristianos durante un largo periodo queda patente en las construcciones militares, como los castillos ubicados en la comarca. El castillo almohade de Montemolín, es una obra originaria del S. XII, aunque con posterioridad fue reformada por la Orden de Santiago tras su conquista en 1246. Así mismo podemos destacar el castillo medieval de Segura de León, muy bien conservado, y datado en el S. XV. Fue residencia de los comendadores de Santiago y en él destacan su impresionante cerca defensiva y la torre del homenaje. Pero es sin duda el patrimonio religioso el que mayor presencia tiene en la Comarca. Tras la "milagrosa" batalla que el Maestre de Santiago Pelay Pérez Correa libró en el Cerro de Tentudía y que expulsó a los árabes de la zona se construye en esta elevación una ermita en el S.XIII que sirvió de base para el actual Monasterio de Sta. Mª. de Tudía ( S.XV y XVI), obra de estilo gótico mudéjar con aspecto exterior de fortaleza y en la que destacan el claustro mudéjar, dos capillas funerarias dedicadas al propio Pelay Pérez y a otros dos maestres de la orden de Santiago, su iglesia y el retablo mayor realizado en azulejo en 1518. Está declarado como bien de interés cultural nacional. En Calera de León se levantó en el S. XV el conventual Santiaguista, destinado en principio a residencia de los monjes y colegio. Se erige en el lugar que anteriormente ocupó el palacio de los vicarios de Tudia. De estilo gótico renacentista destacan dentro de sus estancias: el claustro, con arcos de canterías en dos pisos y habitaciones monacales como la sala de los capítulos cubierta con una compleja bóveda de crucería con motivos decorativos diversos. Está declarado como monumento de interés histórico-artístico nacional.