EscudoCabeza la Vaca

web: www.cabezalavaca.es

Historia

El origen de la actual villa se remonta al siglo XIII cuando es fundada por la Orden de Santiago dentro del proceso de colonización de la zona, tras la reconquista a los árabes.

Existen restos de anteriores culturas, el actual caserío se sitúa próximo al castro céltico de la sierra de la Martela. Encontramos también vestigios romanos y árabes dentro del término municipal.

El nombre de la villa puede deberse a Pedro Fernández Cabeza de Vaca, maestre de la orden de Santiago en la época.

Cabeza la Vaca se integró en 1272 en el Partido de León, junto con otras villas del entorno, a las que se dio la terminación "de león" en sus nombres, siendo por tanto el nombre completo el de Cabeza la Vaca de León, que permaneció hasta el siglo XIX.

La importancia de la Orden de Santiago decrece a partir del siglo XVI a favor de la corona, lo que supuso que en 1594 el rey Felipe II concediese a Cabeza la Vaca el título de villa pudiendo desde entonces otorgar justicia. Símbolo de esta decisión será la construcción en 1600 de El Rollo o picota, situado hoy en la Plaza de España, instrumento utilizado para ajusticiar y exponer a la vergüenza pública a los reos condenados.

Hasta 1834 el municipio pertenece a la Orden de Santiago, aunque con maestrazgo real.

 

Recursos Monumentales

Plaza de Toros

Debido al interés popular por la fiesta de toros en Cabeza la Vaca, desde la baja edad media se comienzan a celebrar corridas, utilizando como marco algunas calles de la misma localidad en los meses de mayo, junio y julio (fiestas del Corpus y San Benito), que era cuando se celebraban estos festejos.

Fueron cuatro los escenarios utilizados para estos acontecimientos, el primero de ellos fue la actual Plaza Vieja, antes conocida como baja, la más antigua de la localidad. Posteriormente esta plaza deja de responder a las necesidades del festejo y se decide aprovechar la existencia del corral del concejo y convertirlo en coso. Actualmente se conserva de este espacio la calle y fuente del Coso. En 1776 el escenario vuelve a cambiar y se decide entonces trasladar este festejo a la Plaza del Rollo o alta. El entramado constructivo quedaba en estos momentos arrimado a dos contrafuertes de la cabecera de la parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles. Esta construcción era de carácter efímero, como el que en la actualidad se levanta en Segura de León y en algunas localidades de Portugal. En 1785 con la prohibición de correr toros en plazas y calles públicas se produce la desaparición de festejos populares en muchas poblaciones y ello conllevó la construcción alternativa de plazas de toros, que por una parte diesen seguridad a los espectadores y lidiadores y que por otra mantuviesen la afición secular a los festejos taurinos. Por ello a finales del siglo XVIII y principios del XIX se decide finalmente la construcción de la plaza actual de toros de Cabeza la Vaca.

Este monumento está enclavado en el interior del caserío y rodeada por edificaciones de arquitectura popular. Se trata de una construcción realizada en ladrillo, mampostería y piedra que fue financiada con las aportaciones y el trabajo de los vecinos. Encontramos aún en el graderío macizo los originales asientos de pizarra que configuran un espacio de gran belleza y aspecto rústico. El ruedo carecía de callejón hasta 2001.

La plaza ocupa una superficie de 2.300 metros cuadrados, de los que 1.200 corresponden al ruedo y el resto al tendido y las diferentes dependencias. Su aforo es de 2.000 localidades aproximadamente.

Este monumento está declarado de interés histórico artístico y por su coso han pasado grandes figuras del toreo, Espartaco, Litri, Jesulín de Ubrique o Paco Camino y del rejoneo como los hermanos Peralta.

Cruz del Rollo (picota)

Se sitúa en la actual Plaza de España o del Rollo. Sobre una triple grada circular se alza una gruesa columna de sillares graníticos colocados sin argamasa y rematado por cuatro brazos y una cruz.

Desde el siglo XVI el poder de la Orden de Santiago disminuyó en gran parte, siendo asumido por la corona. En relación con esto en 1554 el monarca Felipe II concede a Cabeza la Vaca el título de villa, que incluía la posibilidad de administrar justicia de primera instancia. Para simbolizar esta concesión se construyó en 1600 esta "Picota", que debía servir además para exponer a los condenados a la vergüenza publica o bien para ser ajusticiados. La importancia de esta obra de gran valor histórico reside en ser uno de los pocos ejemplares existentes en la baja Extremadura. El lugar idóneo para la colocación de estas cruces era la salida de las Villas, colocándose la de Cabeza la Vaca en la que fue salida hacia Segura de León, aunque debido al crecimiento de la población hoy queda en pleno centro urbano.

La Fuente de Abajo

 Se sitúa en la zona este de la población, donde originariamente surgió el pueblo. Está formada por un rectángulo excavado en el terreno en medio del cual surge una base hexagonal de granito con una columna cilíndrica en el centro del que brotan cuatro caños y que está coronada por una cruz de mármol datada de 1559 en la que podemos ver en uno de sus lados a la Virgen y en el otro un crucificado, además de ciertos adornos. Es de estilo renacentista con reminiscencias románico-góticas

Iglesia de los Ángeles (siglo XV)

La Iglesia Parroquial se sitúa en la Plaza de España o del Rollo, su construcción comienza en el siglo XV y se prolonga hasta el XIX, habiendo sido muy transformada en el siglo XVIII, tras el terremoto de Lisboa. Está fabricada en mampostería y sillares, presentándose encalada casi en su totalidad (estilo bajoextremeño). A los pies se sitúa una torre campanario terminada en el siglo XVIII y decorada en su cuerpo superior con pilastras adosadas y azulejería, en el cuerpo inferior se sitúa la portada de los pies, conformando un pequeño atrio de entrada. Todas las portadas son de sencilla factura, estando realizadas en cantería granítica.

En el interior podemos ver una nave de bóveda de cañón dividida en varios tramos por arcos fajones entre los que se sitúan varias capillas de poca profundidad, la cabecera, separada del resto del templo por un elevado arco toral, está cubierta por una bóveda de crucería con multiplicidad de nervaturas y claves decoradas con distintos motivos. El retablo mayor, del siglo XVIII, está realizado en madera policromada y dorada. Se compone de tres calles, en la central se sitúa una hornacina con la imagen de la titular, la Virgen de los Ángeles de estilo gótico tardío del siglo XVI. A los lados, San Antonio y San Benito, patrón de la villa. En la parte inferior se coloca un sagrario decorado con columnas salomónicas. Rematando el conjunto un cascarón superior semicircular coronado por la cruz de Santiago.

En su interior se guardan otros objetos e imágenes de valor, como la virgen del Rosario del XIX, y el Cristo Amarrado del cual se ignora su autor y fecha, aunque ya existía en 1789.

Torre del Reloj

Construida en 1770 frente a la Cruz del Rollo y junto al antiguo edificio del ayuntamiento. Se trata de un edificio civil de estilo barroco, con planta cuadrada y dividido en dos cuerpos, el primero decorado con pináculos y el segundo, en el que se ubica el reloj, coronado por una sencilla espadaña de un solo vano decorada con pilastras y rematada por tres pináculos, en ella se coloca la campana.

El actual monumento no es el original, que por defectos en su construcción se vino abajo poco después de su conclusión.

La campana que hoy podemos ver y que se sitúa en la espadaña estuvo originalmente ubicada en la Iglesia parroquial.

Cruz de la calle Tordoya

Como personaje histórico de la localidad destaca Diego María de la Tordoya, militar distinguido en la conquista de Granada de 1492 y con acceso a los círculos cercanos de la corte. Embarcó con Cristóbal Colón en la primera expedición de éste. Su buque, la Santa María, encalló en la isla de Haití, siendo imposible recuperarla, con los restos de la nave se levantó un fuerte donde se quedaron 48 hombres, entre ellos Diego María de la Tordoya. Dos años más tarde, en el segundo viaje de Colón a América se encontraron con el fuerte destruido, y evidentes signos de que todos habían muerto.

En su memoria su pueblo natal decidió levantar una cruz y darle su nombre a la calle donde nació. Este monumento, de sencilla factura, está levantado sobre una base de granito de la que surge una columna de mármol, rematada por una cruz de hierro

Fuentes y pilares

Son muchos los pilares y fuentes que se encuentran tanto dentro del núcleo urbano como en el término municipal, destacamos algunos de los que se encuentran dentro del caserío, como La Fontanilla, La Fuente de la Arena, la Fuente de Abajo, el Pilar del Coso, la Fuente del Rollo, el Pilarito, etc.

Álbum fotográfico